Concursos de acreedores YA

Hipólito Álvarez, Nexus Corporate.

En un concurso de acreedores, sobre todo cuando la empresa es viable, no se necesita sólo asesoramiento jurídico, sino acompañamiento económico.

Se necesita alguien que esté al lado cuando hay que tomar las decisiones más difíciles. No las jurídicamente difíciles sino las económicamente complejas y personalmente desagradables.

Nosotros trabajamos con economistas de altísimo nivel, entre otros con don Hipólito Álvarez, director de Nexus Corporate, cuyas opiniones tenemos mucho gusto en compartir con ustedes.

No espere ni un segundo más. Está usted frente a una TRAMPA que pagará muy cara.

Como ha dicho hoy Francisco ROLDÁN SANTÍAS en el diario EXPANSIÓN, el tiempo extra que concede el Real Decreto Ley 34/2020, de 17 de noviembre, a los empresarios en dificultades para solicitar el concurso de acreedores, es un regalo envenenado, porque el tiempo extra que ofrece es para la búsqueda de soluciones y no exime de la obligación de solicitar el concurso ante el agravamiento de la insolvencia y la certeza de que el negocio es inviable.

Pero es que este tiempo extra que se ofrece a los empresarios en crisis es además un regalo envenenado. Aunque no lo explique el Decreto, se trata de un plazo para la búsqueda de soluciones y no exime de la obligación de solicitar el concurso ante el agravamiento imparable de la insolvencia y la certeza de que el negocio es inviable. Aquellas empresas que, dejándose llevar por el mensaje engañoso del Decreto, se limiten a esperar el milagro mientras se acerca el mes de marzo, pueden llevarse la desagradable sorpresa de tener que hacer frente a un concurso de acreedores culpable. En ese procedimiento concursal que inevitablemente acabará llegando, los administradores de esas empresas insolventes que hayan retrasado el concurso creyéndose amparados por el Decreto, pueden ser condenados a soportar todo o parte del déficit de la compañía, por inacción durante ese tiempo adicional, que puede acabar convirtiéndose en una “prórroga trampa”.

Francisco ROLDÁN SANTÍAS, Expansión, 30 de noviembre de 2020, festividad de San Andrés, Apóstol.

No se deje engañar y no se engañe. Llámenos.

El Economista, 30 de noviembre de 2020

No se engañe: el Gobierno dejará caer su empresa; le reclamará las ayudas; le exigirá a usted personalmente como administrador los impuestos impagados y las cuotas de seguridad social, que pagará con su casa. Y puede acabar usted en la calle.

Ahora de momento todo tiene remedio. Pero necesita usted acompañamiento y asesoramiento. No se deje engañar. Llámenos antes de que sea tarde. Reserve hora para consultar con D. Javier Lagunas Navarro, llámenos por teléfono (91 5767979) o pónganos un correo electrónico: