Finlandia, Suecia, Letonia, Estonia, Lituania: trasfiera sus fondos (y su negocio) a España o Portugal.

La guerra en Ucrania no augura nada bueno ni para Suecia, ni para Finlandia, ni para los países bálticos. Estamos ante un escenario de inseguridad. Todo el mundo sabe que ni Suecia ni Finlandia pertenecen a la OTAN y que Rusia exige que nunca ingresen en esa organización. También sabe todo el mundo que los países bálticos, aunque pertenecen a la OTAN, son los Estados miembros de esa organización con mayor riesgo estratégico. Tanto es así que la guerra de Ucrania ha impulsado en las repúblicas bálticas un cambio en las políticas de seguridad. Existe una amenaza de desconexión de las repúblicas bálticas si se abre el corredor de Kaliningrad (Königsberg). Vean aquí el análisis del Instituto Español de Estudios Estratégicos hecho en 2018 con motivo de la guerra de 2014. Y consideren la nueva política de defensa sueca y la militarización del mar Báltico. Lean aquí el comentario de la Universidad de Navarra. Todo el mundo sabe que son Estados particularmente vulnerables. El Financial Times lo confirma haciendo notar que han pedido ayuda a la OTAN. Una ayuda que no necesitarían si el peligro no fuera real.

Desde aquí señalamos que la intervención rusa en Letonia, Estonia o Lituania sería una agresión a un país OTAN con severos riesgos para toda la estabilidad de la paz mundial. Pero los hechos demuestran que este riesgo es real. No tiene sentido que Putin haya activado el protocolo nuclear si no estuviera dispuesto a escalar la violencia. Y esto pone en riesgo, por este orden, a Finlandia, Suecia, Letonia, Lituania y Estonia.

El peligro para los Estados es también peligro para sus empresas y en particular para su tesorería. Si usted tiene una empresa en Finlandia, Suecia, Letonia, Estonia o Lituania, su empresa tiene el mismo riesgo que esas naciones de sufrir el perjuicio de una invasión. Ni más, ni menos: el mismo.

Como empresario, usted no puede permanecer impasible. Transfiera su tesorería inmediatamente a España. Nosotros le ayudamos. Constituya una sociedad filial al 100% en España. Abra una cuenta corriente. Transfiera el dinero. Y use la tesorería protegiéndola de los riesgos geopolíticos. Cuando haya hecho esto, que es urgente, transfiera también la actividad. Esto puede hacerlo a España o mejor a Portugal. Nosotros podemos ayudarle en todo el proceso, en uno y otro Estado miembro de la UE. Use el formulario que hay abajo, o comuníquese con nosotros por WhatsApp, o simplemente llámenos por teléfono: