Publicado el

El que recurre una liquidación tributaria no es moroso.

No se puede considerar moroso a quien recurre una liquidación tributaria. Sobre todo si se tiene en cuenta que, según la memoria del Tribunal Económico- Administrativo Central, el 51% de las liquidaciones tributarias recurridas son anuladas. Quienes han sido objeto de vejación pública por causa de su publicación como moroso en la lista publicada por la Agencia Tributaria, han sido dañados en su honor si la causa de su morosidad es haber recurrido ante la Agencia Tributaria. Se han lesionado sus derechos fundamentales. Y además se ha generado un incentivo, para ellos y para los demás, destinado directamente a que nadie recurra, para no salir en la referida lista. Lo que es en la práctica un ejercicio abusivo de las facultades de comprobación. Sumado todo, nos parece que quienes hayan recurrido una liquidación tributaria y sin embargo aparezcan en la lista de morosos, tienen derecho a reclamar por daños al honor.