Publicado el

Contra los fondos buitre

Fondos BuitreSe denominan vulgarmente “fondos buitre” a los fondos de inversión que compran a muy bajo precio deuda impagada, normalmente bancaria, que luego reclaman al deudor. Algunos hacen la reclamación poniendo mucha presión sobre el deudor. Otros especulan con la deuda y simplemente la revenden. No es necesario que se trate de fondos: hay muchas clases de buitres; esto es, hay muchos compradores de deuda que no son fondos pero se dedican a lo mismo.

El llamado “buitre” no siempre es una mala persona. Por ejemplo: si compra 1.000 euros de deuda por 100 euros, y cuando el deudor le llama le ofrece cancelar su deuda (que es de 1.000 euros más intereses y costas) por 300 euros, no está perjudicando al deudor. La razón es clara: el deudor le debe 1.000 euros más intereses y costas, pero el “buitre” le ofrece liquidar la deuda por 300. La reducción es de más del 70% y por tanto el “buitre” no es tan “buitre”. Aunque se saca un 200% el deudor reduce su deuda. Los dos ganan. Quien de verdad ha perdido ha sido el banco. Que ya lo intentó todo para cobrar.

Es verdad que no obstante hay verdaderos “buitres”, que sí ponen presión para cobrar los 1.000 euros más intereses y costas. O sea, como en la parábola del evangelio (Mateo XVIII, 21-35) hay muchos que no tienen ninguna misericordia.

Tengan buen o mal corazón, los fondos “buitre”, y cualesquiera adquirentes de deuda ajena, si el vendedor del crédito (el banco en la mayoría de los casos) ha puesto pleito al deudor para cobrarle, tienen una obligación que además de moral es legal, y que está en el artículo 1535 del Código Civil, el cual dice lo siguiente: “Vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a extinguirlo, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho. Se tendrá por litigioso un crédito desde que se conteste a la demanda relativa al mismo. El deudor podrá usar de su derecho dentro de nueve días, contados desde que el cesionario le reclame el pago”. Esto quiere decir que desde el momento en el que la adquirente del crédito (el fondo “buitre”) le reclame a usted el pago, si antes a usted le han puesto pleito, usted tiene derecho a poner un burofax a quien le reclama para exigir que a usted no se le reclame más que las cantidades anteriores.Si tiene cualquier duda, llámenos o utilice este formulario:

Su nombre (obligatorio)

Su dirección de correo electrónico (obligatorio)

Su teléfono (obligatorio)

Archivo con la reclamación que le formulan (obligatorio). Puede sacar una foto y mandarlo desde el móvil.

Archivo con la demanda que le puso el banco o quien fuera el acreedor (obligatorio). Puede sacar una foto y mandarlo desde el móvil.

Sus ideas (indíquenos cualquier otra cosa que se le ocurra y que considere útil para el caso)