¿Qué son las costas procesales?
Cuando uno litiga tiene costes. Y provoca costes a la parte contraria. La condena en «costas» supone que una de las dos partes tiene que pagar todo o parte del coste del proceso.
¿Cuándo hay que pagar costas procesales?
Cuando el juez condena en costas. Litigar supone asumir el riesgo de tener que pagar, no sólo al propio abogado y procurador, sino además a los de la parte contraria.
¿Es usual la condena en costas?

En la jurisdicción civil sí. En la jurisdicción contencioso-administrativa también pero por mucho menos dinero. En la jurisdicción penal sí para el condenado, que normalmente no las paga porque es insolvente. En la jurisdicción social no.

¿Hay alguna manera de cubrirse frente a la condena en costas?
Si. Compruebe sus seguros. Usualmente los seguros de vivienda incorporan seguros adicionales de responsabilidad civil que a veces incluyen las costas. Tendrá que mirar su póliza. Si quiere que lo hagamos nosotros, por favor nos lo encarga. Lo hacemos por poco dinero.
¿A cuánto pueden ascender las costas procesales en la jurisdicción civil?

Por favor créanos: NADIE LO SABE. Los Secretarios, ahora Letrados de la Administración de Justicia, tasan las costas como les parece porque no hay reglas. Unas veces aplican los baremos del colegio local de abogados. Otras no. Otras veces los jueces lo corrigen. Otras no. NO HAY REGLAS FIJAS. Sólo podemos hacerle una estimación.

¿Pero hay alguna manera de prever?
Los clientes siempre preguntan lo mismo. Sólo podemos hacer una estimación. Si quiere, podemos hacer una estimación al alza. Pero no podemos decirle nada seguro.
¿No es de broma que en asuntos tan serios no se sepan los costes de liltigar?

Broma la que se puede usted encontrar si le condenan en costas. Antes de litigar le recomendamos que haga una estimación de lo que puede costarle. Si no, no se meta. Lo sentimos mucho, pero la justicia española es así de mala. Los grandes perjudicados somos nosotros, que nos dedicamos a esto. 

¿Y qué son las tasas judiciales?

Además de los costes por litigar el Ministro Alberto Ruiz Gallardón impulsó una ley de tasas que gravaba el mero hecho de litigar. La ley no ha sido derogada, pero ha sido muy mitigada.

¿Y cuando se litiga contra el Estado?
Es todavía peor. En la jurisdicción contencioso-administrativa el tribunal puede fijar o no las costas. De hecho, muchas veces no fija ni la cuantía. Y luego vienen las costas.
¿Pero no suelen ser menores las costas en lo contencioso-administrativo?

Las costas sí pero la cuantía no. Los litigios contra el Estado son muchas veces sobre asuntos de una ENORME cuantía porque el Estado trabaja con grandes bases imponibles. Sus asuntos no son pequeños. Hay que rezar para que el Tribunal fije unas costas benévolas si no estima la demanda, porque no hay reglas para la fijación de las costas y pueden poner lo que les dé la gana. Dicho esto, también es cierto que, en proporción, suelen ser muy inferiores a las del orden civil.

¿No es injusto que el Estado cobre costas, si al abogado del Estado lo pagamos con impuestos?

La injusticia y el imperio de la arbitrariedad es el agua procelosa en la que navegan las administraciones públicas. Ellos hacen la ley y por tanto usted paga dos veces por el abogado del Estado. Primero con sus impuestos y luego con la condena en costas. Es una FUERTÍSIMA barrera de entrada para litigar contra el Estado. Pero por eso lo hacen: para que usted se someta, para que no recurra.

¿Y entonces por qué ustedes recomiendan litigar?
Porque solemos ganar y entonces quien paga es el Estado. Tarde y mal, pero paga. El Estado tiene también su ley especial para pagar las costas cuando le convenga. Usted, en cambio, si no paga en plazo, le embargarán. También recomendamos litigar porque el litigio administrativo usualmente se funda en una arbitrariedad anterior, en el abuso administrativo que se resume en «y si quiere, que recurra».
¿Y en el litigio laboral?

En en litigio laboral el trabajador no debe preocuparse de las costas. El empresario sí.

¿Y la agencia tributaria?
Igual que el resto de la administración. Hacen uso de todos los privilegios procesales, recaudatorios, de ejecución y administrativos que se contienen en las leyes procesales, fiscales y administrativas, para aprovecharse de usted. Las costas no iban a ser menos.
¿Qué es la "temeridad"?

Incluso cuando la ley no impone la condena en costas, el juez puede imponer la condena en costas si aprecia que una de las partes ha operado con mala fe o temeridad. Nadie sabe lo que es eso, pero todos los abogados saben cuando un recurso es temerario o está puesto con mala fe. Es un poco como en el fútbol: el juego puede ser duro pero todo el mundo sabe cuando el jugador se ha pasado de la raya.

¿Cómo es posible todo esto?
También nosotros nos lo preguntamos, pero es lo que hay. Y no queremos engañarle. Los Tribunales son una SELVA y usted no está seguro en ningún caso. Ni siquiera yendo de nuestra mano. Que nadie le engañe: todo pleito tiene un fuerte grado de incertidumbre. Lo sabemos bien, porque ganamos muchos, y debe ser por casualidad. Eso nos dice siempre… la parte contraria.
Share This